Contacto

Todo empezó con un interesantísimo regalo de Reyes: un kit para hacer cerveza artesana. Así que no lo dudé dos veces y llamé a un par de amigos y nos pusimos a cocinar la cerveza en mi casa. Estuvimos todo un día ataviados al estilo “Breaking Bad”. Entre idas y venidas al final conseguimos embotellar nuestro primer galón.

El kit constaba de la malta ya molida, los lúpulos y aditivos que había que echarle y la levadura para su fermentación. El resultado después de su embotellado fue una cerveza rica de sabor… pero sin gas. Con las prisas y nuestro desconocimiento en la materia se nos olvidó el paso de la carbonatación. Sin embargo, estuvimos orgullos de empezar una primera cocción desde el grano hasta su servicio en la botella.

Nos gustó bastante el proceso de fabricación cervecera pero nos quedamos con el gusanillo. Así que, ese mismo año para mi cumpleaños, mi chica me regala un curso para fabricar cerveza en casa!! Emocionados con la idea, mi colega y yo nos fuimos para la sierra madrileña a pasar un día completo. Queríamos saber todo lo necesario para realizar cerveza en casa. Aprendimos mil errores que habíamos cometido y no sabíamos. Después de eso, nuestra producción casera comenzaba!

Compramos todas las herramientas necesarias (a bajo coste) y los ingredientes necesarios para realizar la fabricación casera low cost! Hoy mientras escribo estas líneas ya tenemos a nuestras espaldas más de 10 recetas cocinadas y más de 80 litros servidos! Hemos pulido nuestra estilo de fabricación casera y por esta y más razones queremos compartir todo este mundo con vosotros.

Así que, os invitamos a que os bebáis el blog de arriba a abajo y descubráis recetas, procesos y el equipo necesario para que podáis cocinar cerveza en vuestra propia casa a un precio bastante asequible.

Salu2!